SERIES FEMINISTAS DE NETFLIX

La representación de la mujer en los nuevos discursos de las series en streaming multimedia representan ¿alcances para el feminismo o la oportunidad de subirse al tren? Se trata de ganar más audiencia luciendo cool como un macho progre o es una reivindicación del discurso hegemónico de los personajes femeninos.

Acompáñenos a ver esta triste historia con los casos de Unbreakable, Orange is the New Black y 13 reasons Why.

Las tres fueron series que nacieron en el nuevo formato, pensadas y creadas para nuevas audiencias más fáciles de medir y con un gusto por sentirse parte de una causa. Los comprometidos activistas de clic son los que encuentran en este tipo de productos culturales las alternativas para luchar en contra de los estereotipos de las telenovelas. Porque claro que es mucho más feminista una mujer en la cárcel que lidera una rebelión que aquella que se encarga de su familia porque su madre la abandonó y su padre jamás cumplió (Sí estoy hablando de María Mercedes).

Pero vamos por partes. Una de las series que despertaron el interés de todos los medios por el tema del suicidio adolescente y que escandalizó a todos los medios fue13 reasons why. La serie de Selena Gómez, muestra a una chica depresiva que como consecuencia del bullying en su preparatoria decide cortarse las venas en una tina. Pero ¿qué lleva a Hannah a tomar esta decisión?

A diferencia de Masacre en Columbine o Elephant esa chica no es molestada por ser una nerd o por ser fea o impopular, al contrario. El arco narrativo de la serie exhibe los micromachismos y la violencia aceptada que parece inofensiva. (SPOILER ALERT) La serie de acciones que sus amigos toman en su contra van desde ataques sexuales, mentiras, burlas, exhibiciones públicas hasta violaciones.

Las escenas explicitas buscan generar empatía con un tema que con tantas alertas de género en nuestro país nos llegan y nos molestan. Pero el gran mérito es el de cambiar la idea de que una jovencita se mata porque no es lo suficientemente fuerte para superar la prepa; va más allá y culpa a todo un sistema que se ha encargado de normalizar acciones violentas y del que todos somos participes.

En una apuesta más drástica tenemos la tercera temporada de Orange is the New Black que dentro de su línea argumentativa estábamos acostumbrados a ver el problema de la privatización de las penitenciarías, las condiciones de discriminación racial en las cárceles y la organización de éstas, y una serie de relaciones personales. Sin embargo, en esta temporada se suma el factor de mujeres al poder.

La condición para que ellas puedan ser dueñas de ellas mismas es llevada al extremo. Toman el poder en Richfield y buscan crear una sociedad entre ellas mientras discuten derechos elementales: comida, salud, mejores condiciones de vida. Más allá del dilema moral de si los delincuentes pueden/deben tener derechos a esto se le suman particularidades de género poco exploradas en el mundo de las cárceles de hombres, pero para cualquiera con dos chichis de frente parecen obvias: la exigencia de exámenes de papanicolaou, tampones, condiciones para maternidad.

A la par de la disputa hay un gesto muy noble de los guionistas para poder seguir las diferentes historias que se desarrollan en las mujeres de la cárcel. Tal vez la más poética de las representaciones (y utópica) es la del regalo para honrar a Pussey en donde la posibilidad de una sociedad dictada por mujeres parece tener una oportunidad de civilidad inimaginable:

Finalmente, Unbreakable con Kimmy Schmidt, como protagonista, quien descubre el feminismo en dos puntos críticos. El primero es en el episodio en el que su amiga y excompañera de bunker Gretchen Chalker forma su propio culto pero no es tomada en serio por ser mujer. El segundo (más crítico) es en el que Kimmy va a una fiesta con sus amigas feministas de las que descubre que solo son “niñas con un gran vocabulario”.

La ironía del sexismo que hasta la fecha había usado Tina Fey en sus chistes de entrega de premios no fueron suficientes para los guionistas y tomaron un segundo rumbo. Se atrevieron a jugar con la idea de los blancos ricos que toman un discurso feminista a su conveniencia y reflejaron como algunos “machos progre” y “chicos bueno” lo usan para hacer sentir mal a alguien por no actuar acorde a “la teoría”.

Al final siempre se le pueden buscar tres pies al gato, sin embargo, estos primeros ejercicios llaman mucho la atención como un antecedente para la presentación de personajes femeninos que no tengan que caer únicamente en el Principio de Pitufina o pasar el test Bechdel.

El Chapo en Netflix: la ficción que quisiéramos que fuera

El PRI dirigiendo el narco del país, la DEA haciéndose de la vista gorda, el Chapo escapando a billetazos de cualquier peligro. La historia de Netflix es todo lo que ya sabíamos pero con drama, sexo y una excelente narrativa audiovisual.

Basado en hechos reales (o casi)

Vía Los Ángeles Press

Como su propia introducción sostiene, la serie está basada en la “versiones periodísticas” de ascenso del crimen organizado en México durante los años 90. “Hechos reales” es una categoría medio inalcanzable: no por falta de información sino por falta de aceptación oficial. Para los que hemos seguido de cerca el tratamiento mediático del narco mexicano muchos personajes serán familiares: los Arellano Félix (que por alguna razón no dieron permiso para usar su apellido así que aparecen como los “Avendaño”), Carlos Salinas de Gortari, el Señor de los Cielos, el güero Palma y muchos más.

Cualquier historia necesita personajes, y que mejor que un puñado de jefes de la droga.

¿Exaltación de la narcocultura?

Una de las reacciones que este tipo de productos culturales siempre despierta es su supuesta exaltación de la narco-cultura. Sin embargo ¿Qué fue primero? ¿La crisis humana-política-económica responsable de la aparición del negocio de la droga o los sombreros y narco corridos? La serie de Netflix no muestra a un lord-Chapo todo poderoso, sino a un personaje siempre el filo de la navaja, con complejo de inferioridad y delirios de grandeza.

Ambientación: más 90

via GIPHY

Hemos escrito bastante de la nostalgia por los no 90 que está invadiendo al cine, las series y otras expresiones artísticas. El Chapo de Netflix no podía ser la excepción: Grand Marquis, peinados cagados, chamarras que nos recuerdan una época (parece hace siglos) donde todavía hacía frío; un largo etcétera de referencias a los años 90, punto de expansión del narco. Además, no sólo es eso: es una época que trae recuerdos a toda una generación que creció con las promesas de la abundancia y, como el mismo Chapo, tuvo que enfrentarse a otra realidad luego de las constantes crisis.

Música, música

No, no hay nada de banda. La musicalización es más bien propia de un thriller policiaco de los 90 que de un Kommander. Eso sí, extrañamos a los Tucanes de Tijuana y a los Tigres del Norte pero, ni pedo, Netflix no quería verse tan folclórico.

No es ficción, ¿O sí?

via GIPHY

Quisiéramos que todo fuera una ficción bien hecha. Pero en un país donde el gobierno está acostumbrado a ser criminal y nosotros a ser engañados, ya era hora de que una serie basada en hechos reales (no oficiales), saliera a la luz.

Los spoilers no son necesarios: quien no sepa en que termina la historia de El Chapo Guzmán ha vivido en una cueva por muchos años.

5 cosas que podemos aprender viendo South Park

Por supuesto, también hay que leer un poquito (no mamen). South Park es un show controversial que no ha dejado de generar polémica desde su creación en 1997. Sin embargo, también tiene una serie de comentarios sobre problemas políticos, sociales, culturales e incluso ondas metafísicas. Chécate:

1. Crítica del pensamiento crítico

via GIPHY

En términos generales, puede definirse al pensamiento crítico como una serie de actitudes y disposiciones para entender las causas de los fenómenos de manera amplia, no dogmática. En ese sentido, South Park no sólo ridiculiza a las religiones o a líderes políticos, también a movimientos sociales o personajes que se presentan a sí mismos o tienen un aura de ser “críticos”. El ejemplo más claro es el director PC que aparece en las últimas temporadas como reemplazo de la directora Victoria. PC es por “políticamente correcto”, se muestra la actitud progresista del director como una simple moda discursiva que en realidad no cambia nada y es promovida por los grupos dominantes (los blancos).

2. Desacralizar la religión para darle un nuevo sentido

El tema de la religión es uno de los más controversiales en South Park. Jesucristo lucha con el Diablo (quien es homosexual y tiene una relación con Sadam Hussein) y tiene un programa de tele local que nadie ve. Además, también hay diversas burlas a la cienciología, los escándalos de pederastia etc. Sin embargo, Trey Parker y Matt Stone también han criticado al movimiento ateísta por considerarlos intolerantes. En especial, han fustigado a Richard Dawkins. En diversos pasajes de la serie, es posible concluir que la serie no busca negar por completo a la religión, sino únicamente a sus expresiones extremas. “Si te hace buena persona, está bien”.

3. Teoría del carnaval o teoría carnavalesca

La teoría del carnaval se refiere a los análisis que Mihail Bajtin a través de textos como los diálogos de Platón, la literatura de Dostoievski y ciertas fiestas como el Carnaval cristiano. Básicamente, es un modo literario que subvierte los cánones dominantes a través de una atmósfera de humor y caos. El elemento más notorio en este respecto es la inversión de los roles: los niños actúan como seres racionales (en la mayoría de los casos) porque los adultos reaccionan a todo de manera estúpida. Más info aquí

4. Falacias por todos lados


Como un programa carnavalesco, South Park utiliza el absurdo como uno de sus mayores recursos narrativos. Por mencionar un ejemplo la “Defensa Chewbacca” ya es un término utilizado como ejemplo de una falacia (en la cual se dan argumentos lógicos que no tienen nada que ver con lo que se está discutiendo, únicamente para confundir a la audiencia). En el episodio de la segunda temporada “Chef Aid”, se parodia al abogado Johnnie Cochran, quien trabajó en la defensa de O.J. Simpson por el asesinato de su esposa y otra persona. La parodia de Cochran argumenta que “Chewbacca viviendo en Endor no tiene ningún sentido”, como resultado el Chef es multado con 2 millones de dólares por una disputa sobre la autoría de una canción de Alanis Morissette. Ver página 40 de esto.

5. La democracia no funciona

Con el ascenso de la campaña de Donald Trump para la presidencia de EU, los creadores decidieron no retratarlo. Por el contrario, su papel lo tomó el profesor Garrison: haciendo gala de ignorancia, racismo, xenofobia y, sin sorpresa para muchos, ganando. Diversos personajes aseguran que realmente no importa por quién votes, todo seguirá igual. En Estados Unidos se creó el término “Republicano South Park”, que se utiliza para describir a persona con ideas de centro-derecha similares a los ridiculizados en la serie. Un último apunte es que esto se da en el contexto de la post-ideología y las ideas de “el fin de la historia”; básicamente, al vivir en un mundo donde no hay alternativas de organización política y social fuera del capitalismo (o así se presenta al menos), se da un “cierre ideológico” donde lo que conocemos (la democracia liberal) se da como natural y necesario.

 

Impresiones del primer episodio de Rick y Morty temporada 3

La temporada 3 de Rick y Morty hizo su debut este abril de 2017. Aunque el resto de los capítulos no estarán disponibles hasta el verano, la serie animada de Cartoon Network ya nos dio una probada de lo que serán las nuevas aventuras de Rick Sanchez y su nieto.

Continue reading “Impresiones del primer episodio de Rick y Morty temporada 3”

Orange is the new black en Televisa ¿No que muy Blim?

No sé si te has dado cuenta, pero en el canal 5 pasan Orange is the new black por ahí de las 10 de la noche. Sí, el famoso programa de Netflix se transmite por la tele abierta (ese submundo de “gente iletrada” según los defensores de la alta cultura).

Eso sí, las aventuras de Piper Kerman pasan censuradas: drogas, insultos, escenas lésbicas y otras transgresiones son eliminadas de la pantalla. Como que le quita un poco el chiste pero llama la atención que la televisora más grande del país (y una de las más grandes del mundo) dedique su sacrosanto tiempo aire a una producción de su competidor más serio en cuanto a programación por internet se refiere.

Negocios son negocios

Blim tiene menos del 2.4% del mercado de suscriptores de servicios de video en demanda en México. El gigante de la tele abierta tiene serios problemas para competir siquiera con Claro Video, la opción de Carlos Slim. Por eso no es sorpresa que se integre OTNB a la palestra de opciones en canal 5.

Televisa busca capitalizar por medio de publicidad una producción exitosa que no le costó un peso. Así que canal 5 le hace la competencia a Blim pero ¿Qué más da? El chiste es ganar varo.

¿A Televisa realmente le importa Blim?

Todos recordamos la guerra de comerciales y memes. Dicho sea de paso, esto sólo reflejó mucho clasismo de los usuarios de internet mexicanos, quienes asumen como algo “bien hecho” a las producciones norteamericanas y como algo “chafa” a la producción nacional. No es que en muchos casos no sea así, pero la falta de reflexión sobre la naturaleza de nuestra producción cultural es pan de cada día.

Total que Blim parece un capricho de chavoruco: un intento por acercarse a las nuevas generaciones. Esfuerzo forjado por ejecutivos rucos en trajes carísimos que no tienen idea de las prácticas culturales de las nuevas generaciones. Pero quién sabe, a lo mejor todo es un plan maligno de Televisa para despistarnos de lo realmente importante: que sigue siendo un monstruo de la televisión abierta difícilmente desafiado (Imagen Tv es un chiste).

Un repositorio de la cultura nacional

via GIPHY

Nos guste o no Televisa y su contenido forman parte indisociable de la cultura contemporánea mexicana. La neta es que no he revisado el catálogo pero si tienen mayor oferta que la que retiraron de Netflix estamos hablando de miles de horas. Telenovelas, películas de cine clásico, programas que forman parte de la conciencia colectiva. Si lo vemos como un archivo histórico, Blim es una gran opción.

Así que ya saben chavos. Si están haciendo su tesis de estudios culturales, semiótica o alguna de esas disciplinas posmo pueden echarse un clavado en Blim.

TWD 7 episodio 1 ¿Quiénes fueron las víctimas de Negan?

Spoiler Alert Omega!

La temporada 7 de The Walking Dead se estrenó este domingo 23 de octubre luego de meses de espera. La renovación de las aventuras de Rick Grimes y su grupo dejó en auténtico estado de shock a millones de televidentes.

Al final de la 5ta temporada vimos a Rick, Daryl, Sasha, Glenn, Abraham, Maggie, Carl, Michonne, Ross, Rosita y Eugene ser emboscados por el grupo de Negan, el nuevo villano. En su intento por llegar a Hilltop, un nuevo refugio aliado para atender el embarazo de Maggie, los sobrevivientes fueron acorralados y finalmente capturados. Negan, una vez con todos ellos en sus manos, aseguró que mataría a alguno de ellos para enseñarles una lección.

Si sigues los comics, la muerte de Abraham y Glenn eran predecibles. Sin embargo, nadie esperaba que el personaje  interpretado por Jeffrey Dean Morgan se despachara a dos al mismo tiempo. La brutalidad fue impactante, con muchos elementos gore. Rick finalmente se quiebra sicológicamente y lo vemos llorando y suplicando, cosa que nunca había hecho.

Un giro interesante en la típica estructura de “los buenos siempre se salvan”. No esta vez, un gran acierto para Frank Darabont y el resto del equipo de producción. Es triste, sí, pero esta era la única forma de darle un giro interesante a la serie que la lleva 5 temporadas y donde el grupo de Rick siempre se sale con la suya (aunque sean los buenos).

Internet explotó con las reacciones ante la muerte de Glenn (acéptalo, tampoco te importaba Abraham)

twdreaction

Ahora estamos ante múltiples posibilidades: ¿Rick y los demás pelearán y encontrarán una ingeniosa forma de ganarle a un ejército completo? ¿La llevaran en paz mientras idean un plan maestro? ¿Se someterán? Lo último parece poco probable, ya que no es la conducta usual de estos sobrevivientes. Así que podemos esperar más intensidad, más violencia y muchas, pero muchas muertes más.

Ahora con su permiso, voy a digerir lo que acaba de pasar en The Walking Dead temporada 7.

via GIPHY