5 cosas que podemos aprender viendo South Park

Por supuesto, también hay que leer un poquito (no mamen). South Park es un show controversial que no ha dejado de generar polémica desde su creación en 1997. Sin embargo, también tiene una serie de comentarios sobre problemas políticos, sociales, culturales e incluso ondas metafísicas. Chécate:

1. Crítica del pensamiento crítico

via GIPHY

En términos generales, puede definirse al pensamiento crítico como una serie de actitudes y disposiciones para entender las causas de los fenómenos de manera amplia, no dogmática. En ese sentido, South Park no sólo ridiculiza a las religiones o a líderes políticos, también a movimientos sociales o personajes que se presentan a sí mismos o tienen un aura de ser “críticos”. El ejemplo más claro es el director PC que aparece en las últimas temporadas como reemplazo de la directora Victoria. PC es por “políticamente correcto”, se muestra la actitud progresista del director como una simple moda discursiva que en realidad no cambia nada y es promovida por los grupos dominantes (los blancos).

2. Desacralizar la religión para darle un nuevo sentido

El tema de la religión es uno de los más controversiales en South Park. Jesucristo lucha con el Diablo (quien es homosexual y tiene una relación con Sadam Hussein) y tiene un programa de tele local que nadie ve. Además, también hay diversas burlas a la cienciología, los escándalos de pederastia etc. Sin embargo, Trey Parker y Matt Stone también han criticado al movimiento ateísta por considerarlos intolerantes. En especial, han fustigado a Richard Dawkins. En diversos pasajes de la serie, es posible concluir que la serie no busca negar por completo a la religión, sino únicamente a sus expresiones extremas. “Si te hace buena persona, está bien”.

3. Teoría del carnaval o teoría carnavalesca

La teoría del carnaval se refiere a los análisis que Mihail Bajtin a través de textos como los diálogos de Platón, la literatura de Dostoievski y ciertas fiestas como el Carnaval cristiano. Básicamente, es un modo literario que subvierte los cánones dominantes a través de una atmósfera de humor y caos. El elemento más notorio en este respecto es la inversión de los roles: los niños actúan como seres racionales (en la mayoría de los casos) porque los adultos reaccionan a todo de manera estúpida. Más info aquí

4. Falacias por todos lados


Como un programa carnavalesco, South Park utiliza el absurdo como uno de sus mayores recursos narrativos. Por mencionar un ejemplo la “Defensa Chewbacca” ya es un término utilizado como ejemplo de una falacia (en la cual se dan argumentos lógicos que no tienen nada que ver con lo que se está discutiendo, únicamente para confundir a la audiencia). En el episodio de la segunda temporada “Chef Aid”, se parodia al abogado Johnnie Cochran, quien trabajó en la defensa de O.J. Simpson por el asesinato de su esposa y otra persona. La parodia de Cochran argumenta que “Chewbacca viviendo en Endor no tiene ningún sentido”, como resultado el Chef es multado con 2 millones de dólares por una disputa sobre la autoría de una canción de Alanis Morissette. Ver página 40 de esto.

5. La democracia no funciona

Con el ascenso de la campaña de Donald Trump para la presidencia de EU, los creadores decidieron no retratarlo. Por el contrario, su papel lo tomó el profesor Garrison: haciendo gala de ignorancia, racismo, xenofobia y, sin sorpresa para muchos, ganando. Diversos personajes aseguran que realmente no importa por quién votes, todo seguirá igual. En Estados Unidos se creó el término “Republicano South Park”, que se utiliza para describir a persona con ideas de centro-derecha similares a los ridiculizados en la serie. Un último apunte es que esto se da en el contexto de la post-ideología y las ideas de “el fin de la historia”; básicamente, al vivir en un mundo donde no hay alternativas de organización política y social fuera del capitalismo (o así se presenta al menos), se da un “cierre ideológico” donde lo que conocemos (la democracia liberal) se da como natural y necesario.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *